Otro sitio realizado con WordPress
03rd Oct2011

Larry Crowne, nunca es tarde

by Víctor Alvarado

Víctor Alvarado (publicado en Diario Ya)

En un periodo en el que parece que está de moda la comedia de humor burdo y chabacano, todavía se cuentan historias que, aunque carecen de originalidad, pueden verse en familia con relativa tranquilidad y ofreciendo un mensaje al menos optimista.

Larry Crowne, nunca es tarde (2011) cuenta la vida de un líder en ventas de su empresa, que es despedido a causa supuestamente de su baja cualificación, lo cual no le permite ascender. Así que Larry no se rinde ante la crisis económica que se apunta (sin embargo, si no les gusta el cine de denuncia social, no se asusten que este largometraje nada tiene que ver con ese tipo de cineastas) y su situación personal, por lo que opta por matricularse en una universidad estatal con el objetivo de obtener un título que le capacite.

La película está realizada por Tom Hanks que dirige su segunda obra, tras su ópera prima, The wonders (1996). Nosotros observamos que el actor-director nos se complica la vida, apostando por terreno trillado, pero seguro, con un guión escrito por él mismo y por la actriz, Nia Vardalos, conocida por la divertida Mi gran boda griega (2002). Esta producción es bastante entretenida y se apoya en la actriz Julia Roberts como reclamo, ya que tan sólo con su sonrisa y su mirada ilumina todas y cada una de las escenas en las que participa.

El problema, que la crítica ha encontrado y con la que coincidimos, es que quizá sea demasiada blanca, pero si les somos sinceros este trabajo supera los mínimos de calidad de la comedia actual de los últimos años, alejándose afortunadamente de las producciones, que se han puesto de moda y que seguro que les suenan algunas de ellas como Con derecho a roca, Resacón en las vegas o Cómo acaba con tu jefe…

El aspecto peor tratado de este producto americano es el de la relación que establecen la alcohólica interpretada por Julia Roberts y su marido adicto al sexo en una trama secundaria, explicada de modo esquemático, ya que no se entiende el porqué ella desestabiliza la relación, puesto que los diálogos son escasos y no profundiza sobre que ha podido fallar. Las situaciones están muy forzadas. El guión busca de manera descarada la ruptura lo que resulta artificial, así como todas las apariciones del resto del reparto en otras tramas, si exceptuamos la presencia de Larry.

Por otra parte, el guión desvela demasiada pronto la relación que establece la pareja protagonista con lo que pierde interés demasiado pronto

Finalmente, la película nos habla del optimismo de la sociedad americana para salir del pozo en el que le han metido los gobernantes con las hipotecas basura y sus malas decisiones junto a valores como la solidaridad, la amistad o el esfuerzo de formarse para encontrar un futuro mejor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *