Otro sitio realizado con WordPress
19th Ene2014

La ladrona de libros

by Víctor Alvarado

la-ladrona-de-libros-iValidaNo sé si estoy en lo cierto o no, pero tengo la impresión de que casi todos los años por estas fechas se suele estrenar alguna que otra película relacionada con la Segunda Guerra Mundial o con la persecución judía por parte de los nazis. Por esa razón, como no podía ser de otra manera, este mes de enero ha llegado a la cartelera La ladrona de libros (2013).

 
Liesel es una niña huérfana, que es adoptada por un peculiar matrimonio, formado por su gruñona esposa y por un amable campesino, que le enseñará a leer, transmitiéndole el amor por los libros y las palabras, lo que despertará en ella el interés por la cultura y se convertirá en una experta en adueñarse de libros que no le pertenecen para disfrutar de su lectura.

 
La dirección ha corrido a cargo de Brian Percival, recordado por su gran trabajo en la serie Downton Abbey, que adapta la novela de homónimo título, escrita por Markus Zusak, que es un bestseller en todo el mundo. El cineasta le imprime un ritmo lento, pero dotándolo de algunas situaciones cómicas que la hacen más llevadera. La referencias cinematográficas de esta cinta son, sin duda, La vida es bella, El niño del pijama de rayas y Fahrenheit 451, aunque por motivos diferentes.

 
La historia gira en torno a la actriz, Sophie Nelise, que debutó en una pequeña perla como El profesor Lazhar que aguanta el tipo. Sin embargo, me transmite cierta frialdad como le ocurre al relato que necesitaría haber aprovechado el juego que daba el nombre de la película para que viésemos más travesuras de la dulce niña. No obstante, el actor Geoffrey Rush, ganador de un Óscar por la obra maestra del siglo XXI, El discurso del rey, eleva el nivel de la cinta con su presencia y grandes dotes interpretativas.

 
Este largometraje hace una encendida defensa de los libros, donde se hace una crítica al nazismo por el sinsentido del racismo, que atenta a la dignidad del ser humano, pero sin caer en el maniqueísmo, tratando de mostrar como la bondad puede estar presente en todos sitios. Por otra parte, destacamos la valentía de los protagonistas que actúan según le dictamina su conciencia en señal de agradecimiento de un favor anterior. La relación de amor inocente y leal de los niños protagonistas debe mencionarse porque es bastante convincente (publicado en Paginasdigital).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *