Otro sitio realizado con WordPress
26th Mar2016

Batman v Superman: El amanecer de la justicia

by Víctor Alvarado

batman-v-superman-imagen-4Cuando dos titanes como Batman y Superman se enfrentan en la pantalla, las expectativas  suelen ser muy elevadas y, aunque la película resulta entretenida, nos parece mejorable por varios motivos.

 

Esta producción guarda cierta relación con Trinidad de Matt Wagner;  Batman: El regreso de un caballero oscuro  de  Frank Miller y Klaus Janson y Superman/Batman: Enemigos públicos de Jeph Loeb y Ed McGuinnes que amablemente  han sido cedidos por la editorial ECC para hacer un análisis comparativo.

 

Batman v Superman: El amanecer de la justicia es la  secuela de El hombre de acero que dirigiera Zack Snyder, que repite como cineasta.  La película no está bien diseñada porque 150 minutos se nos antojan excesivos, teniendo en cuenta que la mayoría del tiempo se dedica a la acción, introduciendo demasiadas tramas. A pesar de no olvidarse del intenso drama de los personajes, se deja mucho a la imaginación,  simplificando con un par de frases escuetas en cada diálogo. La banda sonora y la fotografía son inmejorables. El final queda totalmente abierto y todo apunta a la primera entrega de La Liga de la Justicia. Hay una escena que demuestra la capacidad de los americanos para trascender, pues se escucha la plegaria de una persona que teme por su vida  y llama la atención la falta de complejos de éstos hacia su patria y su bandera.

 

La principal diferencia con respecto a los cómics es que, tanto Superman como Batman presentan unas manchas en sus expedientes, ya que Superman viene de partirle el cuello a Zod y El hombre murciélago  tiene un gatillo fácil, lo que choca bastante, pues en los tebeos  Superman siempre defiende la vida, mientras que Batman pasa ciertas rayas, pero nunca mata a sus rivales por su ética bien entendida. Por otra parte, el realizador estadounidense conserva la esencia  de los protagonistas, pero profundiza poco, puesto que Batman tiene un pasado oscuro por la muerte traumática de sus padres tan importantes en la infancia de un chavalito. Este hombre que hace justicia de un modo peculiar, generando miedo en los delincuentes para combatir el mal. En cambio, para Clark Kent, el ejemplo a seguir lo ha encontrado en sus padres que siempre le han guiado por el buen camino; le han hecho la vida fácil, animándole en su vocación. No obstante, el lado inocente de Superman  de los cómics queda empañado en la película.  El carácter mesiánico de El hombre de acero queda patente en el amor que profesa a Lois Lane y a la humanidad, lo que se convierte en su punto débil porque  frena su potencial desde el punto de vista de Batman, mientras que Bruce Wayne, como buen detective, no deja que los sentimientos interfieran en sus acciones. De hecho, a pesar de que se le atribuya al Bruce fama de mujeriego, para él es difícil llevar una relación de pareja por su cruzada contra el mal. Sin embargo, este último aspecto no aparece en la película.

 

Finalmente, los protagonistas Henry Cavill, Ben Affleck y Amy Adams están razonablemente bien. Jessey Eisenber  en el personaje de Lex Luthor no presenta ese toque de ambigüedad  y  de ingenio que hizo grande a Gene Hackman, mientras que Jeremy Irons  no encaja en el papel de Alfred porque nos parece muy frío, faltándole ese punto de humanidad que le caracteriza (publicado en Páginas digital).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *