un medio independiente que pretende informar, formar y entretener
18th Mar2012

Devil inside

by Víctor Alvarado

Víctor Alvarado (publicado en www.cineylibertad.com)

Las distribuidoras, cada vez que quisieran trasladar algún producto a la gran pantalla, deberían exigirse unos mínimos de calidad, aunque las previsiones de éxito fuesen altas porque Devil inside (2012) nos ha parecido poco digno para ser proyectado en una sala de cine.

El director, William Brent Bell, utiliza una técnica similar a El proyecto de la bruja de Blair (1999) o la española Rec (2007); es decir, el género llamado found footage, lo que quiere decir encontrar una serie de imágenes supuestamente grabadas con las que construir una historia que, en este caso, narra el asesinato de tres religiosos a manos de una mujer, que está poseída por varios diablos. El planteamiento inicial, a modo de documental, no parecía desacertado, ya que pretendía establecer las diferencias entre enfermedades mentales y posesiones demoníacas. Sin embargo, la cinta se va desinflando a medida que transcurren los fotogramas hasta llegar a unos diez minutos insoportables. Además, este subproducto ha sido rodado con cámara de videoaficionado y sucedáneos, por lo que el movimiento de cámara provoca el mareo literal del que se adentra en ella. Los amantes del cine con mayúsculas detestamos el movimiento innecesario de cámara, las imágenes de baja calidad o un enfoque inadecuado.

Lo único interesante es que plantea cierta polémica generada por un cambio en el rito del exorcismo, que generó malestar en algunos exorcistas porque a su juicio carecían de efectividad. Finalmente, El cardenal Ratzinger, en ese tiempo, consiguió que el anterior rito suprimido de PauloV fuera también permitido de nuevo, tal y como desveló el historiador Ricardo de la Cierva en su libro: Masonería, Satanismo y Exorcismo, aunque estos detalles no se cuentan evidentemente en la película.

De todas formas, la intención del cineasta es más bien desacreditar al Vaticano, pues hace una caricatura de los sacerdotes que aparecen en Devil Inside. Para uno de ellos, la vocación sacerdotal viene marcada por el afán de ayudar a los demás en lugar de la aceptación de la voluntad de Dios.

Por otro lado, nos ha parecido malintencionado el modo con el que se expresa la independencia de los sacerdotes con respecto a la obediencia que deben al obispo, que es el que precisamente les nombra.

Si quieren saber la verdad de los exorcismos sería conveniente revisar los libros del padre Fortea, todo un experto en el tema, o visionar El rito (2011) que se acerca más a la verdadera función del exorcista.

Off

Comments are closed.