un medio independiente que pretende informar, formar y entretener
14th May2013

El impostor-Una apuesta original

by Víctor Alvarado

el-impostor-cartel2Víctor Alvarado (publicado en Pantalla 90)

Casi con toda seguridad, han escuchado alguna vez la expresión: la realidad supera a la ficción, pues El impostor (2013) es una mezcla de recreación ficticia y documental, donde ficción y realidad se confunden.

Este falso documental nos explica como Frédéric Bordin a sus veintitrés años suplantó la identidad de un chaval de dieciséis años estadounidense, desaparecido tres años atrás. Este tipo de delito es muy habitual en ese inmenso y poblado país, aunque este hecho llegó a unos límites insospechados. Este individuo estuvo seis años en la cárcel por perjurio y documentación falsa. Sin embargo, no escarmentó porque cuando regresó a Francia, hizo exactamente la misma operación.

La dirección corre a cargo de Bart Layton, ganador del Bafta al Mejor Debut Británico, que consigue atrapar al espectador con un formato poco atractivo, pero cargado de giros argumentales más propios de un guión cinematográfico que de la vida misma, siendo capaz de sacarnos una sonrisa a pesar de la gravedad del hecho en cuestión. La verdad es que el suspense se mantiene hasta el final. El cineasta ha tratado de innovar y lo consigue a medias porque, por un lado, se gana al público con una historia atractiva con lo difícil que resulta y, por otro, pensamos que un formato de esas características no puede durar noventa y ocho minutos (tal vez,demasiado).

Como habrá podido imaginar, la producción combina testimonios de personas que lo padecieron junto actores como Adam O’Brian y Anna Ruben, que interpretan tan bien sus papeles, que no es fácil distinguir los unos de los otros.

El impostor puede servir para reflexionar sobre la necesidad de amor y de sentirse querido. Sorprende como la búsqueda de ese cariño, aunque parta de una patraña, puede llevar a una persona a hacerse pasar por otra persona para poder encontrar lo que nunca había tenido. Familia (1996), relacionada de algún modo con esta producción, sirvió para que Fernando León de Aranoa se sacase de la manga una cinta sobre un hombre que contrata una serie de actores para que creasen una familia donde el protagonista pudiera cobijarse, lo que nos da pie a relacionarla con el film en cuestión en la idea de que todos los hombres comprenden que la familia tradicional es el lugar para alcanzar la ansiada felicidad.

A modo de conclusión, este cineasta nos puede ayudar a pensar las consecuencias de vivir en una mentira constante.

Off

Comments are closed.