un medio independiente que pretende informar, formar y entretener
13th Sep2015

El maestro

by Víctor Alvarado

elmaestroLa educación es un tema que interesa a la inmensa mayoría de las personas. Todos hemos tenido un maestro o una profesora, que nos ha tocado el corazón. El cine nos ha ofrecido algunas muestras de cómo un docente puede lograr que unos chicos maduren y se promocionen en la vida. Seguro que les vienen a la mente títulos como Adiós Mr. Chips, Hoy empieza todo o El club de los poetas muertos.

 
Esta película está dirigida por Giacomo Campiotti, un imaginativo director que saca el máximo producto a cintas que, a priori, llegan a la cartelera con cierta desventaja. Este cineasta es el autor de una profunda cinta para adolescentes como Blanca como la nieve, roja como la sangre y el biopic Prefiero el paraíso, que contaba la vida del santo más simpático de la Iglesia católica, San Felipe Neri, una delicia para comprender qué significa ser cristiano, acuérdense de la célebre frase: ”Sed buenos, si podéis”.

 
La diferencia con El maestro radica en que está basada en hechos reales, demostrando que si uno se lo propone puede lograrlo. Este realizador explica que nos vamos a encontrar al acercarnos a esta pequeña joya: “La historia del maestro es importante no sólo para recordar a un gran hombre como Alberto Manzi, sino también para poner en el centro de atención, este momento dramático, la importancia de la escuela y de la educación de los chicos como base necesaria para la supervivencia de una convivencia social civilizada. Les enseña a pensar. Trabaja con ellos para formar a hombres libres, capaces de tomar decisiones libres. Esto es, para mí, la enseñanza más importante aún hoy para todos nosotros, desafortunadamente acostumbrados a quejarnos (aunque sea de forma justificada) no debemos renunciar a luchar y a protestar pero sin embargo, cualquier persona puede y debe continuar cumpliendo, también en las situaciones más difíciles, su propio deber en la manera más sincera, única, y creativa posible, realizando esos pequeños “milagros” que contagiarán a los que están a nuestro alrededor y mejorarán un poco el mundo”.

 
La interpretación de Claudio Santamaría nada tiene que envidiar a las grandes estrellas de Hollywood, pues nos parece repleta de matices. No nos olvidamos de dos personajes secundarios como Ricotta y el niño, por la naturalidad y la dulzura de sus actuaciones.

 
Esta producción explica, al estar basada en hechos reales, que es posible lograr que, chavales con tendencias delictivas, puedan aspirar a ser honrados ciudadanos, aunque el reto sea difícil. Lo importante es encontrar estrategias que permitan enfrentarse a misiones “imposibles”. Por otra parte, este largometraje puede ayudar a discernir sobre la vocación profesional, siendo la historia de una persona que se siente llamada a la enseñanza y a la que ningún obstáculo podrá impedir que este hombre transmita todo lo que lleva dentro, puesto que se implica en la vida de los niños para comprender que les ha llevado a cometer delitos y a ser como son. Hay que prestar atención al modo con el que se gana a los alumnos para poder desempeñar su labor y alcanzar su objetivo (publicado en Pantalla 90).

Off

Comments are closed.