un medio independiente que pretende informar, formar y entretener
23rd Abr2017

La profesora

by Victor Alvarado

Entre tanto estreno intrascendente, hemos encontrado una pequeña perla del cine europeo, concretamente, una película checa titulada La profesora.

 
En ella se cuentan las andanzas de una profesora que, por cada centro escolar que pasa, se dedica a conocer las profesiones de los padres de sus alumnos para pedirle pequeños favores, aprovechándose de su situación de poder por tratarse de un cargo político comunista cuando Checoslovaquia pertenecía a la Unión Soviética.

 
La dirección ha correspondido al checo Jan Hrebejk, autor de El amor en tiempos de odio, cuyo trabajo viene avalado por los premios de Karlovy Vary y Gijón. Se trata de un largometraje que, sin alardes técnicos, cuenta una historia interesante que conjuga con acierto el presente con una serie de flashbacks del pasado sin que en ningún momento se tenga esa sensación de confusión porque está muy bien montada, pues los temas están planteados de un modo meridianamente claro y el final te deja una sensación de desazón bastante impactante al enterarte de que está basada en hechos reales con lo que lo planteado en la producción gana en credibilidad.

 
La interpretación de la actriz Zuzana Mauréry nos parece difícilmente igualable, ya que uno tiene la impresión de que su personaje de María Drazdechova, tiene tan claro el natural modo de proceder que, aunque sea inmoral su comportamiento, tiene grabado que tiene que ser así porque se considera intocable. El espectador puede llegar a no ser consciente de la perversidad del hecho por lo bien que lo enmascara esta intérprete con esa mirada y sonrisa cínica realmente convincente.

 
Esta cinta es una crítica al modo de actuar de regímenes totalitarios, en este caso, marxista para los que el fin justifica los medios. Nos parece bastante estremecedora la forma en que la maestra va manipulando a las familias de los chavales y lo peligroso del uso de estas técnicas, pues intenta hacer ver que la mentira y la injusticia triunfan frente a la verdad y a que el esfuerzo real tenga sus frutos. Esta película muestra la dificultad de una directora decente para denunciar un tema de acoso porque los padres de su escuela carecen de la libertad necesaria para contar los hechos por temor a represalias políticas; por la presión de la mayoría y por los chantajes a los que han sido sometidos.

 
Nos parece una película imprescindible en estos tiempos que corren donde el bullying campa a sus anchas (publicado en Diario Ya).

Off

Comments are closed.