un medio independiente que pretende informar, formar y entretener
29th Sep2013

Las brujas de Zugarramurdi

by Víctor Alvarado

las-brujas-de-zugarramurdi-foto-10Partiendo de un hecho histórico ocurrido en el País Vasco, donde un grupo de mujeres en un auto de la inquisición, fueron quemadas por culpa de unas acusaciones de personas supersticiosas, su realizador inventa una historia vulgar, ordinaria, irreverente y exagerada.

 
José y Antonio son delincuentes inexpertos, que asaltan una oficina de Compro Oro, gracias a la ayuda de su hijo pequeño. Éstos, en su huida, secuestran a un taxista que les llevará a la localidad de Zugarramurdi, en el que sufrirán una serie de percances que nunca olvidarán.

 
Para que este subproducto funcione, se ha sabido rodear de una serie de actores mediáticos. El guaperas, Hugo Silva y el idolatrado, Mario casas son los protagonistas, junto a actores consolidados como Carmen Maura o Santiago Segura.

 
Está dirigida por un cineasta bastante inteligente como Alex de la Iglesia, que mostró ciertas dotes en Los crímenes de Oxford, Crimen Ferpecto o en el final de 800 balas, Sin embargo, no me interesa demasiado porque resulta cargante y se le suele ir ¨la pinza¨ en los finales que propone. En Las brujas de Zugarramurdi (2013) ocurre exactamente lo mismo. El arranque inicial parecía prometedor; es decir, los primeros quince minutos. Luego, se produce el auténtico desmadre. Todo lo que aparece es muy zafio, muy desagradable, muy hedonista, muy… Por supuesto, nada tiene que ver con la elegancia y el buen hacer de otras comedias de terror como la célebre El baile de los vampiros (Polanski). Es una pena gozar de un gran presupuesto, para contar una historia tan patética.

 
El largometraje puede ser ofensivo con respecto a las creencias de la mayoría de los españoles, tanto por su lenguaje como porque uno de los protagonistas aparezca disfrazado de Jesucristo armado con una escopeta recortada (la intención es provocar. La verdad es que este cineasta decepciona porque daba la impresión de ser una de las personas más moderadas del clan de los artistas, pero este gesto le retrata).

 
Por otra parte, la cinta atenta a la dignidad de la mujer, acusándola de histérica, desvergonzada, mandona… Este detalle puede sorprender a muchos de nuestros lectores, ya que este colectivo presume de abanderar iniciativas en favor de la mujer. No nos podemos imaginar que hubiera pasado, si una persona, tildada de conservadora, hubiese hecho algo similar (hubiese temblado la tierra).

 
Tampoco nos parece apropiado que un niño de 8 años participe en una serie de escenas de acción tan violentas, aunque se trate de situaciones disparatadas (publicado en Pantalla 90).

Off

Comments are closed.