un medio independiente que pretende informar, formar y entretener
24th Abr2016

Milagros del cielo

by Victor Alvarado

Jennifer Garner;Kylie RogersEl cine mexicano cada vez tiene más presencia  en el panorama cinematográfico internacional.  Encontramos el nombre de magníficos directores como Alfonso Cuarón González Iñarritu o Alejandro Gómez Monteverde. En esta ocasión le toca el turno a Patricia Riggen, recordada por 33, que como el propio título indica Milagros del cielo nos habla del poder milagroso de Dios, en la que una madre coraje, muy luchadora, hará todo lo posible  para lograr la sanación de su hija, que tiene una enfermedad incurable, en una  película religiosa que reflexiona sobre la fe. ¿Y cuál es la clave para entender esta cinta? Pues sus productores que ya patrocinaron el hermoso trabajo de Randall Wallace, titulado El cielo es real. En esta película se contaba la historia de un niño que dice haberse encontrado con Jesucristo tras una operación, lo que guarda ciertos paralelismos con la película que estamos analizando.

 

Todos los años, los estadounidenses  lanzan  algún que otro título  de corte religioso de una notable calidad como la mencionada El cielo es real, La pasión o  Soul surfer, filmadas con muy pocos medios como es el caso.  El cineasta, aunque con las lógicas limitaciones, presenta un más que digno trabajo a pesar de las pegas que han puesto algunos críticos de prestigio, sacando el máximo producto a toda la historia, dividida en  dos bloques potentes, pero bien diferenciados.

 

Las  expectativas son altísimas porque  el  tráiler  ha obtenido 130 millones de visitas en Internet por lo que el éxito parece que está garantizado. Y es que a pesar de lo que muchos medios de comunicación intentar negar,  existen muchas personas que  quieren que se estrenen películas que expliquen cómo la religión cambia el corazón y te ayuda a ser feliz. Como dato curioso, la actriz Jennifer Garner, que lleva todo el peso dramático,  afirmó a la prensa que esta película le había servido para que sus hijas  y ella se acercasen los domingos a la Iglesia Metodista para rezar al Señor.

 

 

Milagros del cielo abre el debate entre creyentes, agnósticos  y ateos con cierta profundidad  en sus planteamientos. Sin embargo, se inclina la balanza hacia la fe y la esperanza, dejando claro que el amor entre personas puede entenderse como un trocito de cielo en la tierra y que, a veces, a Dios lo encontramos entre las personas. Por otra parte, de algún modo, el médico que aparece en el largometraje nos da pie a apropiarnos de la siguiente frase pronunciada por Louis Pasteur: “Un poco de ciencia aleja de Dios, pero mucha ciencia devuelve a Él.” (publicado en el Diario Ya)

Off

Comments are closed.