un medio independiente que pretende informar, formar y entretener
03rd Feb2012

Moneyball:Rompiendo las reglas

by Víctor Alvarado

Víctor Alvarado (publicado en el Diario Ya)

En general, los estadounidenses han demostrado tener bastante talento para contar historias en torno al deporte. Han sido especialmente habilidosos a la hora de emocionarnos, recurriendo a la épica, aunque con Moneyball: Rompiendo las reglas se ha optado por una estrategia distinta a la habitual, lo que le ha servido para recibir unas cuantas nominaciones a los Globos de Oro y alguna que otra nominación a los Oscars.

Moneyball: Rompiendo las reglas (2011) ha intentado guardarse las espaldas, apostando por valores seguros. Para la escritura del guión se requirieron los servicios de Aaron Sorkin, conocido por el muy valorado trabajo El ala oeste de la Casa Blanca y por la consistencia de La red social, aunque a nosotros no nos parece un producto tan excelente como a la gran mayoría de la crítica. También, Steven Zaillian (La lista Schindler) participó en la escritura del mismo.

En cuanto al reparto habría que decir que unos actores de la talla de Philip Seymour Hoffman y la estrella Brad Pitt, lo dicen todo, y si a todo lo dicho añadimos la solvencia de Jonah Hill, vamos por el buen camino.

El director Bennett Miller, recordado por su ópera prima, Truman Capote, regresa a la primera línea de fuego, tras varios años de sequía, con una cinta sobre béisbol en la que los que desconozcan este deporte puede que tengan ciertas dificultades en entenderlo. De todas formas, los guionistas se han esforzado por hacerlo asequible a todos los públicos, explicando que es lo que se cuece en la cúpula de los grandes clubes deportivos.

Brad Pitt aparece como un deportista de carne y hueso, que no supo aceptar su declive. Una crisis personal que podría haberle costado su matrimonio. No obstante, asume la tarea de crear un equipo competitivo con un presupuesto muy inferior al habitual en el deporte rey de EEUU. Para ello, recurrirá al ingenio, tratando de inculcar en sus jugadores y en el entrenador un modo distinto de entender este deporte. La política de fichajes estará dirigida por un economista que gestiona un programa informático capaz de encontrar a deportistas de calidad a un buen precio, pero sin olvidar que se trata de personas que necesitan ser rehabilitadas. De hecho, pues estamos ante una adaptación del libro de Michael Lewis, basado en hechos reales, cuenta como el citado manager, consiguió convertir en estrella a un jugador en principio mediocre, ya que su línea de trabajo tiene en cuenta a la persona, lo decimos en presente porque todavía está en activo.

Finalmente, nos parece necesario destacar dos detalles del protagonista, pues busca una segunda oportunidad y las decisiones que toma van en función de lo que a él le proporciona la felicidad que no es precisamente lo meramente material. Por otra parte, la aparición de la familia, a pesar de que no es el punto fuerte de esta producción, es muy significativa, sobre todo, en el sentido de que el cineasta ha querido resaltarla en las escenas en las que se escucha una canción cantada por la hija del protagonista. Por último, el tema de la trascendencia queda reflejado en un jugador que agradece la oportunidad recibida y que quiere rezar, puesto que han confiado en él.

Off

Comments are closed.