un medio independiente que pretende informar, formar y entretener
09th May2012

Safe

by Víctor Alvarado


Víctor Alvarado (publicado en www.pantalla90.es)

En general podemos decir que, para que un niño funcione en una película de acción, son necesarios dos requisitos: el primero es que haya química entre éste y el personaje protagonista. El segundo es que exista cierto nivel de empatía con el público por la simpatía que despierte. Si no se dan esas condiciones, difícilmente podremos pasar un rato entretenido.

Se trata de una historia sobre una venganza de un ex-policía, que se enfrenta de manera simultánea a la mafia rusa y a las triadas chinas.

Está dirigida por Boaz Yakin, conocido por Titanes, hicieron historia (2000), que declaró lo siguiente a Fotogramas: “Me interesaba dirigir un film de acción, pero a menos que haya un fuerte componente emocional, puede parecerse a dirigir el tráfico.” Sin embargo, al guardia de esta producción parece que se le ha olvidado como dirigir el tráfico y no se aplica el cuento, mareando al espectador porque, más que una película, da la impresión de que estamos ante un videojuego, donde te dan más puntos por cargarte al mayor número de enemigos posibles y en la que uno tiene la sensación de estar en una discoteca más que un largometraje.

Safe (2012) está al servicio de un Jason Statham encasilladísimo, que no transmite ninguna emoción (ni frío, ni calor), recordando a las producciones de los 70, que te dejaban con una sensación de vacío y, por supuesto, de haber estado perdiendo el tiempo, a lo que se añade un personaje desarrollado de modo esquemático con unas cuantas frases lapidarias sin gracia. Si estos pequeños detalles no se cuidan en una película en la que prima la violencia como único recurso, se convierte en un subproducto. Por poner un ejemplo, ese elemento fue clave para que la película Cobra de Stallone o Terminator de Schwarzenegger cosechasen una buena taquilla y fuesen tan recordadas. La cinta en cuestión caerá inevitablemente en el olvido.

En contraposición con lo negativo, nosotros percibimos un intento de redención con unos métodos poco ortodoxos y en la dirección equivocada; la labor caritativa de los cristianos queda reflejada, aunque un tanto desdibujada y distorsionada, mientras que se percibe una pizca de esperanza cuando se pide a la niña que rece por el alma de su madre.

Off

Comments are closed.