un medio independiente que pretende informar, formar y entretener
20th May2018

Sansón

by Victor Alvarado

Para que los niños y jóvenes se adentren en películas religiosas, la mejor manera de comenzar podría ser conociendo  a uno de los primeros superhéroes de la historia, ya que Sansón fue el baluarte  de los judíos en su lucha contra los filisteos. Se trata de la segunda vez que este personaje  se lleva  a la gran pantalla tras Sansón y Dalila de Cecil B DeMille, protagonizada por Víctor Mature y Hedy Lamarr.

Y es que esta semana se estrena Sansón del cineasta Bruce McDonald que promete cine religioso de aventuras y está fueron sus declaraciones: “Esta producción contiene un mensaje inspirador que no sólo está reservado para los inclinados a la religión. No es necesario ser cristiano para ir a ver esta película. Es verdad que Dios está presente en las acciones de los personajes, pero también te hará pensar en quién eres y en la relevancia de tu vida para los que te rodean.” El citado director tiene un par de proyectos que, a priori, merece la pena destacar como la historia real de Chris Bertish, que atravesó  el Atlántico en una tabla de surf o The Shaper , sobre una chica que sueña con participar en la selección de surf  de su país.

Esta producción está bien rodada. Nunca pierde el ritmo, aunque se percibe que andan escasos de medios. No obstante,  guarda cierto equilibrio entre  humor, drama y acción, aunque habría que decir que se le va ligeramente la mano con la violencia.

En el reparto destaca el veterano actor Rutger Hauer, recordado por su personaje de replicante en Blade Runner, junto a dos actores que aparecieron en la saga Crepúsculo como  Taylor James y Jackson Rathbone que transmite sinceridad e inocencia en sus declaraciones todo lo contrario a las malas artes del personaje que interpreta: “Es una de las historias bíblicas que aprendí cuando era niño. Oías contar de sansón, de la quijada de burro con la que mató a muchos filisteos, del corte de cabello. Y verlo cobrar vida en la gran pantalla es algo que, cuando era pequeño, me hubiera encantado ver. Además,  como padre, estoy emocionado de poder  llevar a mi hijo a disfrutar de esta película.”

 

La película, sin ser una maravilla, es entretenida. Ésta invita a reflexionar sobre el modo en el que nos llama el Señor. Este hombre tiene un don que debe poner al servicio de sus compatriotas cuando siente la llamada de Dios. El realizador logra mostrar con acierto la evolución de un personaje  que al principio se niega a aceptar lo que Dios le encomienda hasta que comprende que su deber es proteger a su pueblo y que un gran poder requiere una gran responsabilidad, agotando las vías diplomáticas para lograr la paz antes de utilizar su poder para derrotar al enemigo. La oración se muestra como el motor que hace mejores a las personas (publicado en Cope).

Off

Comments are closed.