un medio independiente que pretende informar, formar y entretener
29th Abr2012

The Pelayos

by Víctor Alvarado

Víctor Alvarado (publicado en www.Pantalla90.es)

El éxito de esta producción española es que quiere constatar que la realidad puede superar a la ficción. A los españoles les ha llamado la atención que, unos compatriotas con pocas perspectivas de futuro y sin aspiraciones salvo las de su líder, fuesen capaces de desbancar todos los casinos del mundo de manera legal, jugando a la ruleta, apostando siempre a los mismo números.

En este reparto coral destacan las interpretaciones de tres actores por encima de los demás. Lluis Homar representa con solvencia al mítico Gonzalo García Pelayo, que representa al líder en la sombra y que demostró ser un genio, pues consiguió con su tenacidad e inteligencia, lo que nadie había logrado antes, ni nadie lo conseguirá porque los dueños de los casinos han tomado medidas para que el hecho no se repita. Daniel Brülh se desenvuelve con naturalidad en producciones europeas y lo recordamos por la célebre Good Bye, Lenin! (2003). Sobre este actor recae mayor peso dramático, mientras que Eduard Fernández lo dice todo con un gesto o con una mirada. De entre los secundarios, la hija de Gonzalo (Marina Salas) apunta el tema de la vocación profesional de una persona que opta por desarrollarse como persona en lugar de buscar el camino fácil que le resuelva la vida, aunque el destino le deparará una sorpresa.

Está dirigida por Eduard Cortés que tiene sobrada experiencia cinematográfica [Ingrid (2009) o La vida de nadie (2002)], por lo general ha sido capaz de imprimirle un buen ritmo, si exceptuamos un par de momentos en los que la historia decae. Los giros argumentales llegan en el momento apropiado, levantando esos dos citados baches. Dosifica adecuadamente las escenas de humor con las más dramáticas.

En contraposición con lo positivo, el defecto más importante es que, lo que podía haber servido para captar un amplio espectro de público, ha sido desaprovechado, porque abusa de las escenas de cama, que no están filmadas con la elegancia necesaria. Hubiese sido más inteligente obviar esas escenas con elipsis y de ese modo garantizar el éxito. No obstante, será el “taquillazo” del año, si tienen un poco de suerte.

Por otra parte, los personajes están desarrollados de modo esquemático y pensamos que se ha desaprovechado una buena oportunidad para haber destacado las motivaciones de algunos de ellos (¿Qué pensaban?¿Qué sentían?)

Conclusión, estamos ante una película que ofrece una visión materialista de la vida, rodada al estilo americano, que será el bombazo del año, siendo una de las favoritas para ganar alguno de los galardones del Festival de Cine Español de Málaga.

Off

Comments are closed.